Si me dan a elegir me quedo siempre contigo, Betis

Foto vía: LaLiga

Querido Real Betis:

Hoy se cumplen 113 años desde tu fundación. Bendito sea aquel 12 de septiembre de 1907, en el que un grupo de estudiantes decidieron crearte con el nombre de Sevilla Balompié para luego cambiártelo por Betis, porque no puede haber algo más andaluz que tú, que llevas con orgullo el nombre romano del río que cruza Andalucía y los colores que representan su bandera.

Tú, que fuiste el primero en subir a la primera división y ganar la liga en 1935 para después bajar a tercera. Momentos oscuros azotaban tu historia pero ahí estaban los de siempre, tu gente, incansable y fiel. Te acompañaron a todos tus partidos y en aquellos campos de albero se forjó el histórico “Manquepierda”, a ese que han intentado cambiarle el significado para comodidad del club. El “Manquepierda” es fidelidad a pesar de los malos momentos, tirar de orgullo y carácter propio. El lema nació para volver a hacernos grandes, como ya lo fuimos en antaño, es el mayor valor de ambición que existe en el deporte, es símbolo de esperanza para los béticos, es vivir a contracorriente.

Y es que, aunque algunos la hayan querido desmerecer, lo más grande que has tenido en tu historia ha sido tu afición. La que te salvó de desaparecer, la que ha llenado estadios en segunda y la que te ha acompañado cuando más la necesitabas. Porque aunque te critique, se enfade y salga del Benito Villamarín quejándose por todo, siempre vuelve, siempre acaba a tu lado animándote. Esa “marea verde” que ya luchó por ti y que está dispuesta a volver a hacerlo cuando haga falta. Pasarán años, jugadores y presidentes pero lo que no cambiará es que ellos siempre seguirán.

Betis, tal vez este sea un cumpleaños un poco raro. La situación actual no nos deja estar a tu lado como querríamos, celebrando contigo tus 113 años. Tú, que estás acostumbrado a estar tan bien rodeado de la gente que más te quiere y mejor te cuida, cada uno a su manera, pero todos buscando lo mejor para ti. Nos queda decirte que nos esperes , que ya queda menos para vernos, porque volveremos a casa. Volveremos a cantarte, más fuerte, y a emocionarnos cuando subamos las escaleras de nuestro estadio. Volveremos a celebrar los goles en familia, con abrazos con desconocidos y lágrimas en los ojos, y volveremos a entonar tu himno al principio del partido.

Espéranos en casa, viejito, porque si me dan a elegir me quedo siempre contigo. Y es que aquí estamos todos hoy para cantarte tu canción, apiñados como balas de cañón.

Felices 113 años, Real Betis Balompié.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *