La retaguardia, el eterno problema bético en los últimos años

Los problemas de insolidez defensiva vuelven a aparecer tras las últimas goleadas recibidas.

Goleadas como las del FC Barcelona en la que encajó 5 goles, 3 por parte del Real Madrid, otros 3 por parte de la Real Sociedad y otros 3 por parte del Atlético de Madrid. Además, aunque esta temporada ha ganado 4 partidos con 3 porterías a cero, la última encajó un gol. El problema viene en las derrotas, que han sido por goleadas y nunca por la mínima. Es lo que hace que este año se haya convertido en el equipo más goleado de la competición con 17 tantos llevando 10 jornadas. Pellegrini tiene que corregir muchos errores. Esto no es un problema nuevo para el equipo, sino algo que arrastran desde hace temporadas.

En 2016/2017 con Gustavo Poyet al mando a principios de temporada, y más tarde con Víctor Sánchez del Amo, se recibieron 64 goles en toda la temporada siendo el quinto equipo que más goles recibió. Pero esto no es todo, en la temporada 2017/2018 con la llegada de Quique Setién y su fútbol, un fútbol que el quería sacar con la pelota desde atrás, algo bastante complicado, recibió 61 goles. Siendo el tercero con más tantos recibidos. Ese año, no se habló tanto de la insolidez defensiva porque el equipo quedó sexto clasificándose para Europa, pero aun así eran demasiados goles.

En el segundo año de Quique Setién en 2017/2018, el equipo se asentó más al juego de Setién. Comenzaron a jugar desde atrás con mejor solidez, y el equipo recibió menos goles, un total de 52. Pero la temporada quedó empañada por los malos resultados en mitad de temporada, y terminaron décimos.

El año pasado con Rubi al mando fue la peor temporada de las últimas cinco en cuanto a goles recibidos, un total de 60. Siendo el segundo equipo con más recibidos, detrás del Mallorca. Con un final de temporada que fue bochornoso tanto en defensa como en todas las posiciones del juego, el equipo estuvo apuntó de descender a segunda división. Quedó decimoquinto. Esto se debió a la gran debilidad por parte de jugadores como Bartra, entre otros.

Esta temporada la defensa la conforma Alex Moreno, que es un jugador muy bueno en ataque pero que en defensa deja mucho que desear, y esa puede ser una de las clave por las que el Betis reciba tantos goles. Bartra es un jugador que ya lleva arrastrando varios errores en varias temporadas, es otra pieza clave de los tantos goles recibidos. Mandi tras ser considerado uno de los mejores de la Copa de África hace unas temporadas, últimamente ha bajado mucho el nivel. En la derecha tenemos a Emerson, el único que se salvaría, aunque también realiza errores garrafales. En cuanto a los suplentes algunos como Víctor Ruiz y Sidnei, sí que son de un tinte más defensivo, que puede usar Pellegrini en caso de jugar con una defensa fuerte. Por último la portería de Claudio Bravo tenemos a un veterano con mucha experiencia para parar goles, ya que el suplente Joe Robles fue el que más goles recibió la temporada pasada.

Pese a estar séptimo este año, el equipo se encuentra en el número uno de equipos con más goles recibidos. El técnico chileno deberá reforzar la defensa y mejorarla o hacer cambios tácticos. Las sensaciones que esta dejando el quipo no son buenas y como siga así recibiendo tantos goles y consiguiendo derrotas, lo que van a hacer es alejarse los puestos altos de la tabla y , por consiguiente, desilusionando a su afición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *