Rubi, crónica de una muerte más que anunciada.

Foto vía: @realbetisbalompie

Malas semanas para el técnico del Real Betis, Rubi.
El de Vilassar de Mar ha cosechado más derrotas que victorias en esta temporada, haciendo así que su equipo actual a día de hoy divague sin rumbo por la tabla, mirando hacia la parte baja de ella y cada vez más lejos de los puestos de competición europea a los cuáles se hacen imposible de llegar a estas alturas.

Continúan las dudas en cuanto a su continuidad, con una afición que ya está agotada de ver cómo su equipo deambula por todos los campos de España y que siendo realistas, puede ser el peor equipo de la primera división hoy en día.
El juego del Betis es muy previsible, careciendo de bandas, sin profundidad alguna y con un claro problema a la hora de encarar a puerta. Tanto es así que ya se vio contra el Granada como el equipo no fue capaz de dominar el partido ni de jugar con el resultado.

Rubi, mientras tanto, continuará al frente del equipo verdiblanco y se sentará en el banquillo contra el Athletic Club. El finiquito del técnico es muy alto debido a que se firmó por tres temporadas haciendo así que su despido sea algo bastante complicado dentro del Club a día de hoy. Añadiendo también, el desembolso económico que ya se realizó para su salida del R.C.D. Espanyol.
Recordamos que en el momento en que no haya opciones matemáticas de quedar en puestos europeos, hay algunas cláusulas firmadas que posiblemente, rebajarían dicho finiquito.
Para finalizar, recordar también que solo hay una decisión segura tomada en el consejo de administración del Real Betis Balompié y es que Rubi no seguirá comandando la nave verdiblanca en la siguiente temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *