Valladolid 2-0 Real Betis (1×1) Las decepciones llegaron hasta el último día

Fotografía: Twitter Real Betis Balompié

Dani Martín (5). Tal vez nunca sea el mejor portero de la historia, pero hay poco que reprocharle en este tramo final de temporada. El mejor ejemplo son los dos goles de hoy, fruto de errores impropios de una defensa de Primera División. Hizo alguna parada interesante. Y sólo con eso, ya mejora la última etapa de Joel.

Barragán (2). Las bajas le devolvieron a la titularidad en el que fue su último partido como bético, pero él no respondió. No es que en ataque perpetrase ningún desastre, pero en defensa, su banda fue una autopista para los pucelanos.

Bartra (0). Su final de temporada es sencillamente inexplicable. Casi indigno para un futbolista profesional, ya no digamos de su categoría. Cierto es que Óscar Plano le hace falta en la jugada del 2-0, pero su debilidad en la marca es una falta de respeto a todos aquellos que sangraron por este escudo antes que él.

Sidnei (3). Que su partido, de suspenso, fuese el menos malo de la línea defensiva dice muchas cosas. Y todas terribles. Ni rastro de la solvencia que ha mostrado en sus mejores etapas con la elástica verdiblanca.

Emerson (1). Ocupó el lateral izquierdo ante las bajas de Pedraza y Álex Moreno. Y ahí jugó su peor partido desde que aterrizase en la disciplina bética. Mal en defensa y peor en ataque.

Aleñá (1). No tiene el cero, porque cuando un futbolista juega fuera de su posición, la culpa ha de repartirse con el entrenador responsable de dicho experimento. Y una vez excusado, la realidad: su partido no hay por dónde cogerlo.

Canales (6). El único que no se arrastró por el campo. Y tiene mérito, porque el partido de los demás era para haber tirado la camiseta. Lo intentó más que nadie y generó el poquísimo fútbol que mostró el Betis.

Joaquín (2). Siempre lo intenta, pero la versión que ha ofrecido tras el confinamiento poco o nada tiene que ver con la de los primeros tercios de la campaña. Queda la duda de si se trata de un bajo estado de forma, o si simplemente se está apagando su estrella.

Tello (0). Partido como su temporada: horrible. No aportó velocidad, regate, ni desborde. En lugar de ello, fue una máquina de perder balones por su banda y desperdiciar ataques prometedores.

Fekir (4). Como el equipo, fue de más a menos. También porque el Betis andaba cada vez más desdibujado y él tuvo que acabar ocupando diferentes posiciones sobre el campo. Y así es muy difícil.

Loren (3). Mal partido del marbellí en su regreso a la titularidad. Y bastante hace teniendo en cuenta la falta de continuidad derivada del maltrato futbolístico al que ha sido sometido durante toda la temporada. Generó menos que en los dos últimos partidos.

Borja Iglesias (1). Ni en los malos partidos de Loren aprovecha para reivindicarse. Fue la primera sustitución de Alexis y el efecto conseguido fue el de casi toda la campaña: el Betis parecía jugar con uno menos. Última muesca de una temporada bochornosa.

Láinez (5). Con él, siempre queda la sensación de que ha jugado menos de lo que merecía. Esta tarde, con pocos minutos y sin hacer nada del otro jueves, llevó más peligro que Joaquín, Tello e incluso Fekir.

Javi García (4). El día en que se cumplían siete meses de su última aparición, el murciano volvió a disputar unos minutos. Presumiblemente, los últimos con la verdiblanca. Entró en el tramo final del partido e intentó reorganizar el desajuste del medio campo. Lo consiguió a medias.

Pilar Perez

Jefa de Redacción

Ver todas las entradas de Pilar Perez →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.