1×1| Real Club Celta de Vigo 2-3 Real Betis: Europa League como broche final

Los más de 2.500 espectadores del Celta-Betis fueron testigos de un trepidante duelo para cerrar la temporada 20/21. Partido loco marcado por la tensión, las tarjetas y los goles. El Celta dominó con mano de hierro e intensidad toda la primera parte, a un Betis muy confuso. Iago Aspas puso el 1-0 de penalti, y Brais Méndez amplió la ventaja al comienzo de la segunda parte. La reacción bética llegó con el gol de penalti de Borja Iglesias. El Betis se hizo con las riendas del partido y no las soltó hasta los últimos minutos. Fekir empató con un golazo de falta que hacía justicia al buen juego bético en la segunda parte. El gol que mete una bola verdiblanca en el próximo sorteo de Europa League lo anotó Víctor Ruíz tras un córner. Broche final para un 2021 sobresaliente.

Claudio Bravo: 9

El MVP veridblanco. El guardameta chileno tuvo un buen comienzo de partido. Fiable por arriba y seguro con el balón en los pies. Paró un mano a mano a Iago Aspas. Pese a adivinar la dirección del penalti lanzado por el «10» del Celta, no pudo pararlo. Menos aún pudo hacer en el golazo de Brais Méndez. Paró un remate en el minuto 87 para asegurar los tres puntos.

Emerson: 7.5

En su más que probable último partido con la camiseta verdiblanca, el lateral paulista se contagió del mal arranque del equipo, sobre todo en defensa. Poco a poco, se fue animando en ataque. Tras el 2-0 del Celta, provocó el penalti que transformó Borja Iglesias. Acabó firmando una notable actuación.

Marc Bartra: 4

Decepcionante partido del que, en teoría, ocupará el lugar de Mandi la temporada que viene. No transmitió seguridad en la zaga. Esperando una reacción en la segunda parte, el canterano del Barcelona comenzó de nuevo fuera del partido. Llegó tarde a la mayoría de duelos.

Víctor Ruíz: 7

El veterano central estuvo condicionado por una infantil tarjeta amarilla en el minuto 17. Comenzó despejando varios balones aéreos. A medida que el Betis fue haciéndose con el control del partido, el de Esplugues de Llobregat pasó menos apuros. Apareció en el minuto 74 para firmar una remontada que vale una 6ª plaza.

Juan Miranda: 6

Colgó algún que otro centro, y lanzó una falta con picardía. Sin embargo, no supo cuidar sus espaldas, y generó un espacio que explotó con gran habilidad el Celta, aunque poco a poco fue solucionando el problema. Fue sustituido en el descanso por Álex Moreno.

Andrés Guardado: 6.5

Serio partido del veterano centrocampista, pero sobrepasado por la agresividad del centro del campo vigués. Intentó dar lo mejor de sí, corriendo como el que más durante el tiempo que estuvo sobre el césped. Fue sustituido por William Carvalho en la segunda mitad.

Guido Rodríguez: 7

El pivote argentino fue de menos a más. Poco pudo hacer para contener los ataques celtistas en la primera parte. Aún así, logró despejar algún que otro balón y taponar un par de ocasiones con peligro. Le faltaron escasos milímetros para hacer el 2-2 tras un córner. En la segunda parte se hizo con las riendas del centro del campo bético.

Rodri: 7

El canterano rebosa calidad en cada oportunidad que se le da. Encaró, desbordó y regateó en cada balón que tocó. Lamentablemente, Pellegrini optó por sustituirle en el minuto 58 por Lainez. Todos y todas esperamos que el joven centrocampista demuestre su enorme potencial la temporada que viene.

Nabil Fekir: 7.5

Insípida primera parte del franco-argelino. Con la lesión de Canales, el mediapunta desapareció del partido. El «8» perdió un par de balones en zonas prohibidas, y pasó de puntillas por la zona de peligro. Comenzó la segunda mitad en la misma dinámica. Pese a ello, clavó un golazo de falta para poner el empate a 2. Vio la tarjeta, tras provocar otras tantas, en los últimos minutos para ganar tiempo.

Aitor Ruibal: 6

Parece cada partido más evidente que el extremo catalán funciona mejor en la derecha. Pese a ello, estuvo activo en las ocasiones de las que dispuso. También se vio sobrepasado por el gran arranque del Celta y el mal comienzo bético. Pellegrini sustituyó al canterano por Cristian Tello.

Borja Iglesias: 8.5

El Panda estuvo algo aislado en ataque, pero muy activo en la presión. Tuvo una buena oportunidad en el ’28, pero su remate salió desviado. Forzó la tarjeta amarilla del central Carlos Domínguez. Transformó con contundencia el penalti ante su ex equipo que provocó Emerson. En la recta final cedió su puesto a Loren.

Álex Moreno: 4

Nada más entrar al partido por Miranda, cometió un absurdo fallo que desembocó en el gol de Brais Méndez. El canterano del Celta no encontró en el ex del Rayo amenaza alguna para continuar atacando. Nula capacidad de robo de balón, el lateral zurdo evidenció sus carencias defensivas. Vio la tarjeta amarilla en el minuto 78.

Tello: 2

Decepcionante. Entró en la segunda mitad para lograr la remontada, pero comenzó totalmente inadvertidouna vez más. Tuvo un par de amagos de querer activarse, con alguna arrancada y un intento de centro. El culmen de su nefasto partido fue su expulsión en los últimos minutos.

Lainez: 8

Si el Betis posee algo de desborde en ataque, se debe en gran medida a la aportación del mexicano. Nada más ocupar el lugar de Rodri, contagió con su descaro a todo el equipo. Se asoció muy bien con jugadores como Emerson o Borja. Su explosividad se apagó cuando el Betis tuvo que replegarse para conservar la victoria. Recibió una tarjeta amarilla en el minuto 90.

William Carvalho: 5

Sustituyó a Guardado en el minuto 67. El portugués no tuvo apenas oportunidades de lucir su calidad con un Betis centrado en defender. Despejó algún centro peligroso.

Loren: 5.5

El marbellí entró en los últimos compases para dar descanso a Borja Iglesias. No tuvo demasiadas opciones de entrar en contacto con el balón. Logró forzar la tarjeta de Augusto Solari.

Manuel Pellegrini: 6.5

El equipo comenzó algo desbordado por la intensidad de los vigueses. La línea defensiva volvió a asemejarse a la de viejos tiempos; blanda, inocente y vulnerable. Acertó con la entrada de Lainez, pero no con el sustituido, Rodri. El tiempo no le concedió la razón con los cambios de Tello y Álex Moreno. Pese a todo, supo transmitir la ambición necesaria a un Betis que se encontraba en la lona para pelear por la victoria que finalmente llegó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *