Baloncesto | Coosur Betis 69 – 71 Real Madrid Baloncesto: Tropiezo clave en el camino hacia la permanencia

B.J Johnson anotando a canasta. Twitter Coosur Betis

Domingo de fiesta en Sevilla. Pre-feria y celebración por todo lo alto de los béticos después de que su sección de futbol haya logrado ganar la Copa del Rey después de 17 años. El Coosur intentará prolongar la racha de victorias que le ha sacado del descenso, contra un Madrid que ha atravesado una racha de muy malos resultados y mala forma de jugar, pero que recientemente, ha puesto el 2-0 a su eliminatoria de Euroliga.

PRIMER CUARTO

El Coosur empezó el encuentro con un quinteto formado por BJ Johnson, Evans, Bertans, Pasecniks y Vitto Brown. La lata la abrieron los madridista, que posteriormente respondieron los béticos con un triple de BJ. Las primeras posesiones por parte del Betis eran falladas, sobre todo cuando había que recibir en la zona, ya que la presencia de Tavares intimidaba mucho a Pasecniks. En cuanto a la defensa, se notaba mucho los centímetros extra del mismo Tavares, aunque realmente hacían buen trabajo intentando el robo de balón que conseguían finalmente. Al cabo de los 5:50′ de marcador, el partido se encontraba empate a 8 después de un matazo de Pasecniks, y con un Bertans con la mano calentita que conseguía adelantarse en el marcador con un muy buen triple. Tras 2 minutos de posesiones intermitentes, el Madrid se ponía 1 arriba y el Betis introducía en pista a Wiley por Pasecniks, para intentar darle mas caña a Tavares en defensa. Un triplazo de BJ Johnson ponía al Betis 2 arriba, mientras que el Madrid intentaba una y otra vez conseguir un triple pero no tenían éxito, consiguiendo un 0/4 en triples. Esta estadística no duro tampoco mucho, con un triple abierto de Yabusele que hacían ponerse 1 por arriba, que Wiley contrarrestó con una buena entrada a canasta, dejando el marcador 16-15. El cuarto finalizó con una igualdad bastante clara, aunque con ventaja en el marcador para los madridistas, que se colocaban 16-18.

SEGUNDO CUARTO

El cuarto comenzó con canasta de Wiley tras una buena jugada de Cvetkovic, que entraba en pista. Hoy, el Betis estaba muy calentito en la zona de 3. Con un triplazo de step-back de BJ, el Coosur conseguía ponerse 21-18, y en la siguiente posesión, conseguían robar el balón que encestaba Wiley, colocando el marcador 23-18 y consiguiendo que Lasso parara el partido para reorganizar sus errores. Tras el tiempo muerto, el Coosur seguía a lo suyo y conseguía la típica jugada que les gusta a Wiley y Evans, alley-oop buenísimo que acaba en mate de Wiley. El Real Madrid sumaba ya 6 pérdidas, y solo 2/12 tiples, que después de 4 posesiones, rompía Llull con un triple y respuesta del Betis por parte de Báez. En la mitad del cuarto, el marcador se situaba 27-23 a favor de los béticos, que acortó Randolf con un triple, colocándose a 1 punto, a lo que, el Coosur recortó de nuevo con un buen triple de Brown, que posteriormente, consiguió otro más sobre la bocina, poniéndose 7 arriba en el marcador a falta de 3:21′. A falta de 2:34′, el Betis conseguía retirar de pista a Pourier después de una falta a Pasecniks, que conseguía meter sus dos tiros. El Madrid conseguía también sacarle la tercera falta a Vitto Brown, que fue sustituido por Báez. El Madrid pedía tiempo muerto a falta 1:50′, ya que su ataque y su defensa no estaban siendo lo que quería Lasso y la ventaja era de 11 puntos para el Coosur Betis. El cuarto finalizaba con una falta personal, en la cual, Casimiro pedía tiempo muerto para organizar una jugada de forma rápida para anotar, ya que quedaban escasamente 6,2″ de posesión. La posesión terminaba con un triple fallido de Brown, que dejaba el marcador 36-27 para los locales, con un 46% de tiples frente a un 23% del Madrid, que teniendo los tiradores que tiene el equipo merengue, es un porcentaje muy crítico. La imagen del Coosur era de tener mucha fe en lo que hacia y estar muy unidos como equipo, fundamental para seguir con la ventaja en el marcador en el segundo tiempo.

TERCER CUARTO

El cuarto comenzó con posesión perdida por parte de los madridistas, que posteriormente también perdieron los locales. La posesión en ataque del Madrid seguía igual de nula por fortuna, fallando triples, y a la hora de defender las contras, sacaban faltas muy peligrosas de antideportivas, cosa que le venia muy bien al Coosur, pero que no aprovechaba del todo. Después de minuto y medio de cuarto, conseguía el Madrid poner de nuevo el marcador en marcha, poniéndose 5 abajo. Tras un amago de canasta de Yabusele, Vitto Brown lo «tocaba», aunque de forma muy dudosa, y conseguía meterle la cuarta falta y que se fuera al banquillo. El Madrid anotó un solo tiro libre, mientras que, en la posesión de ataque bética, una muy buena puerta atrás de BJ. Johnson eran taponado por Hanga. El Betis empezaba a no ver los huecos claros, ya que la defensa madridista había aumentado su intensidad tanto en el ataque como en la defensa, consiguiendo ponerse solo a 2 puntos en el partido, además de conseguir un 0-7 de parcial desde que salieron. Después del tiempo muerto, el Betis conseguía un 3+1 de la mano de Bertans, quien metia un triplazo y sacaba el adicional que, fallo en primera instancia, pero que por adelantarse la defensa del Madrid repitió, ahora si, anotando el tiro. El partido seguía algo parado, con varias faltas y fallos de ambos en las posesiones, lo que mantenía el marcador 40-36 para los de las trece barras. Seguían trascurriendo el tiempo, y con ello, aumentaba el numero de balones perdidos por parte del Coosur, que aumentaba a 6. El último perdido, fue aprovechado por Yabusele para hacer un 2+1 y colocarse solo 2 abajo. A falta de 3:10′, el Madrid conseguía ponerse 1 arriba después de dos cuartos, que posteriormente aumentaba la ventaja 1 mas tras fallar Tavares 1 tiro libre de los dos conseguidos. El Coosur no tenia claridad ninguna en ataque, algo que ponía en peligro el partido. Pero el Madrid tampoco es que acertara mucho, estaba mucho mas fino en defensa que en ataque. Pero duró poco, tras meter Llull un triplazo que ponía el partido 5 arriba para los visitantes. Fue el capitán Almazán quien rompió la racha de no encestar, colocándose solo 3 abajo, pero el Madrid volvía a poner la diferencia inicial de la mano de William-Goss. Gracias a un triple muy bueno de Báez, los béticos parecían volver a enchufarse al partido, estando el marcador 45-47 a falta de 14 segundos. El cuarto finalizó con canasta fallada de Evans, y rebote también fallado por Wiley, dejando el marcador intacto. La imagen de los locales era de desconexión total, pero, dado que el Madrid estaba jugando a total medio gas, la diferencia tampoco era muy grande, por lo que si conseguían enchufarse podían rascar algo.

ÚLTIMO CUARTO

El cuarto clave del partido comenzó con pérdida de posesión verdiblanca, que era aprovechado por Tavares tras fallar nada mas y nada menos que 4 tiros debajo del aro, que evidentemente cogió todos y luego anotó. El Coosur salió muy despistado y con un Evans que no anotaba nada. Estaba totalmente bloqueado de cara a canasta, cosa que perjudicaba al equipo y mucho. Como en cada partido, el protagonismo arbitral entró en el minuto 8:47, con una antideportiva sacada de la manga, que ponía al Madrid con un marcador de 45-53 y posesión, en la que consiguieron otra falta de Wiley. Después del saque de la falta, Yabusele conseguía meter un triplazo que aumentaba la distancia. Esto provocó el tiempo muerto de Casimiro con un cabreo notable. Tras el tiempo muerto, el Coosur volvía a fallar otra posesión mas, que posteriormente, era aprovechada por el Madrid con numerosos rebote y que era Vicent Pourier, el que ponía la diferencia de 11. Cvetkovic conseguía meter un par de puntos que bajaba la diferencia a 9, pero la defensa en el Betis, y sobre todo, el rebote, era muy floja, algo que no puedes hacer teniendo lo que tiene el Madrid. Wiley metía de nuevo dos puntos más que situaban el marcador 49-56. Tras un tiempo muerto, el Madrid seguía enchufando, pero la salida de Vitto Brown y un triplazo suyo, conseguían ponernos a 6 abajo, que a continuación, volvía a poner la distancia Abalde con otro triple. Evans conseguía una jugada individual muy buena, que posteriormente capturaba el rebote ofensivo Yabusele y lo anotaba. La acción destacaba venía de la mano de Brown, quien conseguía un 2+1, anotando el adicional. Tras un triple de Llull, Bertans también se animaba, poniendo el partido 60-65. Evans volvía a enchufarse, consiguiendo una pérdida fundamental para el Betis, que anotaba el mismo y conseguía ponerse a 3 puntos por debajo, forzando el tiempo muerto blanco. Parecía que el Coosur se ponía de nuevo las pilas, con buenos ataques y buenas defensas. Fruto de ello, ahí tenían el marcador, que se acercaba muchísimo a poder conseguir la victoria soñada. Triplazo de Evans empataba el partido, que en la siguiente posesión, Tavares se colocaba debajo de aro y Pasecniks taponaba, pitando los árbitros una falta algo poco ortodoxa. Tavares conseguía anotar los 2 tiros, Pasecniks conseguía un canaston delante de Tavares, que volvía el empate. El Betis defendía espectacular la siguiente posesión, consiguiendo la pérdida merengue, además de meter una canasta algo accidentada. El Coosur se adelantaba en el marcador a falta de 55 segundos del final, por lo que Casimiro pedía tiempo muerto para trazar un plan para las posesiones finales. Tras el tiempo muerto, el Madrid estuvo apunto de perder su posesión clave, que después de unos rebotes muy accidentados, conseguía meter Hanga, poniendo el marcador 69-70. A falta de 24,9 segundos de finalizar el partido, Tavares le metía un taponazo a Brown, que iba como un tiro a canasta y se sucedía otro tiempo muerto más en pista. A falta de 6,3 segundos de finalizar, y con 4 de posesión par los de San Pablo, Evans dormía el balón de forma errónea y se comía la posesión, finalizando con un tiro libre de Tavares tras falta, dejando el marcador 69-71. Sabiendo el rival que tenían entre manos, el Betis había echado un poco el partido a la basura, no puedes hacer una grandiosa primera parte para desconectar en la segunda. Los fallos continuos de Evans, y los rebotes ofensivos del Madrid fue lo que sentenciaron el partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.