El Real Betis no le quita ojo a Ali Cho

Con el pitido final del partido de este viernes entre dos campeones reales, Madrid y Betis, la temporada habrá llegado a su fin para los verdiblancos. Temporada sensacional, con la Copa como principal alegría y el 5º puesto por certificar. El pase a Europa League, en el bolsillo desde abril, los de Heliópolis sellarán por segundo año consecutivo el billete a competición europea. Además, en el horizonte está ser el primer representante andaluz y sevillano en la nueva Supercopa de España, que se disputará en Arabia en enero si nada cambia. Cuatro competiciones por las que luchar en una misma temporada. Un reto ambicioso, bonito y apasionante. Para ello, debe haber una plantilla acorde a la exigencia. Y desde los despachos de la Palmera ya se han puesto manos a la obra.

El primer apartado de los dirigentes verdiblancos es buscar una fuente de ingresos antes del 30 de junio. Si bien la venta de jugadores es una opción para conseguir esos 25 millones que Catalán admitió hace unas semanas, es cierto que se manejan otras alternativas. La clasificación final en Liga se antoja crucial, pues hay alrededor de 7 millones en juego entre quinto y sexto. Las salidas de jugadores que finalizan sus respectivos contratos (Tello, Joel y Camarasa) también serán nóminas que aliviarán el margen salarial. Tampoco hay que descartar alguna gran venta, aunque se tratará de evitar esta vía.

Es por ello que el Real Betis se ha especializado en el mercado de jugadores sin contrato. De esta manera, llegaron jugadores como Bravo, Sabaly, Rui Silva o Miranda. Esta temporada, llegará Luiz Felipe proveniente de la Lazio a coste 0 en cuanto a traspaso. Sin embargo, también han firmado con el Betis refuerzos que supondrán una inversión. El primero será Willian José, cuya cesión contenía una opción de compra sujeta a unos variables que se han cumplido. Otro carioca que aterrizará en Heliópolis será Luiz Henrique. El joven extremo supondrá el desembolso de algo menos de 10 millones a pagar en tres cómodos plazos para el club. También se tienen en cuenta otras llegadas (y regresos), pero como dice Pellegrini «terminando el partido del Madrid, ya pensaremos».

Y es en esos pensamientos que pasan por la cabeza del míster y de la dirección deportiva donde se cuela el nombre de Mohamed-Ali Cho. Se trata de un delantero anglo-francés nacido en enero del 2004. Se formó en las categorías inferiores del PSG, pasó cuatro años en la cantera del Everton y actualmente juega en el primer equipo del Angers francés, con quien tiene contrato hasta 2023. Zurdo, de 1’82 metros y con facilidad de adaptación a cualquier posición de ataque, siendo la de «9» su favorita. Cho, con un valor de mercado de 15 millones según Transfermarkt, ha disputado a sus 18 años 31 partidos en Ligue 1 anotando 4 goles y 1 asistencia. También ha debutado con la selección francesa sub21. Se trata de un jugador que destaca por su potencia, capacidad de asociación y explosividad, aunque su juventud le hace ser algo anárquico en su juego.

Mohamed-Ali ha sido reconocido como una de las mayores promesas del fútbol francés. Tanto que ha despertado el interés de media Europa. Dortmud, Olympique de Marsella, Leipzig, Eintracht de Frankfurt… se han fijado en el jugador. Se tratan de clubes con mayor poder adquisitivo que el Real Betis. Sin embargo, como mencionamos al comienzo del artículo, el Real Betis es especialista moviéndose en este tipo de escenarios, en gran parte debido a la gran labor de Antonio Cordón. El director deportivo fue el primero en llamar con la familia del jugador para interesarse en su situación. Parece que esta estrategia de contacto con el entorno con bastante tiempo de antelación ha hecho que los verdiblancos partan con cierta ventaja con respecto al resto. Según Footmercato o Goal Football, el jugador se ve continuando su carrera a las órdenes de Pellegrini.

Sin embargo, aún no ha trascendido ninguna oferta en firme, sino que se habla (de momento) de interés y seguimiento según Coliseo Verdiblanco. El Betis está al tanto de la situación del jugador, que se ha negado a renovar y entra en su último año de contrato. Tampoco han trascendido cifras, aunque probablemente sean inferiores a los 15 millones que pide el club galo, obligado a hacer caja para sanear sus cuentas. De consumarse su llegada, Mohamed-Ali Cho vendría a continuar la apuesta por la juventud que parece haber adoptado la planificación verdiblanca, siguiendo la línea de Luiz Felipe (25) y Luiz Henrique (21). El francés sería un plus de competitividad a una delantera que ha sido la principal responsable de los 100 goles anotados esta temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.