1×1: Real Valladolid 1- Real Betis 1: El sueño europeo se complica a golpe de empate

Aitor en boca de gol, materializó el único tanto de los verdiblancos. | Foto: Perfiles oficiales del Real Betis

Claudio Bravo: 6.5

Nada pudo hacer en el gol. El martillazo del israelí Weissman resultó imparable. Repelió el resto de ocasiones y dio una nueva clase magistral con el balón en los pies, digna de su nivel.

Juan Miranda: 7

Se vio sobrepasado en los dos goles de Weissman. No obstante, en ninguno de ellos fue su responsabilidad. El canterano bético vio como Víctor Ruiz relegó en él su marca en los dos remates del delantero vallisoletano. Por otro lado, pese a estas desafortunadas situaciones, hizo un partido para enmarcar. Serio en defensa y volcado en el ataque, dio una magnífica asistencia para Aitor Ruibal en el gol.

Víctor Ruiz: 4

Falló en el primer gol, aunque finalmente resultase anulado. Después, también falló en el segundo, dejando libre a Weissman de nuevo para que pusiese el empate en el marcador. Además, estuvo marcado por la temprana tarjeta que vio en la primera mitad. Partido deficiente del central, que dejó mucho que desear, en una semana en la que su renovación tomó fuerza.

Aisa Mandi:7.5

Seguro atrás, tiró de galones para secar a la delantera del Valladolid. Se cuestionó su titularidad durante toda la semana con motivo de las informaciones que le vinculan con el Villarreal. Sin embargo, la profesionalidad del argelino en el encuentro disipó cualquier atisbo de duda.

Emerson: 5

Sufrió de lo lindo con las incursiones de Fabián Orellana y Lucas Olaza. El pan de cada día del brasileño, que empleó todas sus fuerzas en ataque y descuidó la retaguardia. De su costado brotó la asistencia de Olaza que puso el empate en el marcador. En ataque, aportó peligro aunque su toma de decisiones no fue la adecuada.

Guido Rodríguez: 7

Inmenso. Ocupó el mediocentro a su antojo, aportando equilibrio al equipo. Taponó a Orellana en los errores de Emerson. Hizo lo propio con Óscar Plano en el otro costado. En silencio, sin llamar la atención, brilló como el que más.

Andrés Guardado: 4.5

Pellegrini le dio paso para aportar equilibrio en el medio de contención, partiendo de fiel escudero de Guido para intentar taponar cualquier internada de los vallisoletanos, y también para que colaborase en la construcción con Canales. Al final, ni una ni otra. No estuvo acertado, pero tampoco el árbitro que le cargó con el peso injusto de una tarjeta que, seguramente, pudo haber esperado. Con el transcurso del partido, levantó el pie del acelerador y se vino abajo.

Sergio Canales: 6

Organizó al equipo durante todo el encuentro. Sin embargo, no atraviesa un buen momento y el equipo lo nota, pues ve como sus recursos con el balón se han visto reducidos. Además, tuvo varias ocasiones en sus botas para sellar el marcador, aunque sin ningún acierto.

Nabil Fekir :4.5

Fugaz. El franco-argelino, salvo algún destello de conducción, estuvo desaparecido durante todo el encuentro. Desacertado con el balón, fue a las basculaciones sin fuerza y, lo más importante, acabó el encuentro una vez más sin ser decisivo. Se espera mucho más de él. Además, para más inri, la inocente amarilla que vio en los instantes finales, fruto de un error de prebenjamines, le privará de estar en el próximo encuentro ante el Granada CF.

Aitor Ruibal: 8

Partidazo del de Sallent de Llobregat. Se mostró participativo, estuvo implicado en las labores defensivas y fue el autor del tanto. Cortó a la defensa como cuchillo en mantequilla para adelantarse a su marca y rematar a contrapelo contra la portería de Roberto.

Borja Iglesias: 6

Lo intentó de todas las maneras. Marcó su sitio en el área. Luchó contra viento, marea y los cuatro centrales que pasaron por la zaga del Valladolid, aunque sin suerte. Anotó, aunque la posición de Juan Miranda en el pase previo al gol le arrebató la validez. Borja ha perdido el olfato goleador que recuperó a principios de año. Aun así, trabajó como el que más.

Joaquín: S.C

El capitán salió para ayudar al equipo. No obstante, su físico ha menguado y el portuense ya no decide como antaño. Su participación se suma a las 459 anteriores y ya es el futbolista con más partidos oficiales en la historia de la entidad.

Cristian Tello: S.C

El de Sabadell entró para dar una rebanada de aire fresco al equipo, pero lo poco que hizo no vio resultado. Cristian necesitó más minutos.

Loren Morón:S.C

Un cabezazo y poco más. El marbellí, de quién se espera muchísimo más, salió como último rayo de esperanza para darle la victoria al equipo pero no tuvo suficientes oportunidades para anotar.

Ivan Diaz

Estudiante de Periodismo en la Universidad de Sevilla. "El fútbol que se lee".

Ver todas las entradas de Ivan Diaz →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *