El Fútbol del futuro| Parte 3

Foto vía: El Desmarque

Espectáculo Multimedia Interactivo

Un gurú de las nuevas tecnologías y la innovación, hizo una predicción muy negativa a la UEFA en uno de sus informes, si el futbol no se moderniza en los próximos años, los e-sports ocuparán su lugar en la pirámide de los negocios deportivos en menos de 25 años. Y en eso andan la UEFA y las principales ligas de Europa, en intentar que el fútbol se convierta en un espectáculo multimedia interactivo, que atraiga al público más joven.

Los e-sports se convertirán en el nuevo deporte de masas, sus posibilidades de expansión y desarrollo están aún por explorar. Si en cada hogar hay un ordenador como mínimo, en la mayoría de esos ordenadores hay instalado al menos un juego. Se dice que hay 25 millones de gamers en España, entre estos existen 4’2 millones de personas que han jugado a títulos top de eSports. Unos datos que se traducen en las extraordinarias cifras de audiencias que están teniendo las retransmisiones, que cada vez atraen a más gente. Las previsiones futuras de los eSports hablan de una audiencia que alcanzará los 600 millones de personas, por los 292 millones de 2016.

Corren nuevos tiempos para la industria del entretenimiento. Tiempos de inmediatez y personalización de los contenidos. De experiencias transmedia y de sentarnos delante de varias pantallas para disfrutar de forma integral de nuestra afición por excelencia: el fútbol. LaLiga lleva trabajando desde hace casi una década en convertirse en la competición futbolística con más descargas en sus aplicaciones a nivel mundial, con 86 millones, muy por delante de la Premier League inglesa.

En un futuro muy cercano, los estadios estarán dotados de una serie de servicios tecnológicos basados en el 5G, pensados para que el aficionado se sienta como en el salón de su casa, podrá disponer de una aplicación para recibir en su localidad productos de marketing o comida rápida, tendrá a su disposición toda la información de la herramienta Mediacoach que usan los equipos profesionales, para conocer todos los datos de cada jugador: regates, kilómetros recorridos, pases realizados, etc.

Unas gafas, al modo de las tridimensionales, permitirán al espectador situarse en el punto de visión que quiera. Sentado delante de la televisión, podrá situarse desde el ángulo de visión que desee, en el banquillo, sobre el larguero durante un penalti, o en los ojos del jugador que enfrenta a nuestro jugador favorito. En la transmisión se incorporará la voz de los jugadores, como ya se van desvelando las conversaciones entre árbitro de campo y árbitro de VAR.

La globalización llegará también al mundo del fútbol, las ligas locales irán dejando paso en favor de las grandes competiciones internacionales. La presión de las grandes productoras multimedia, los inversores extranjeros y el hecho de que cada vez quedan menos directivos románticos con amor al fútbol tradicional, hace que estemos a un paso de la Superliga Europea.

Como ya ha insinuado De Laurentis, presidente del Nápoles, se está pensando reducir la duración de los partidos, con el objetivo de dinamizar los contenidos y no fatigar la atención del espectador. Pero este no es el único cambio que se puede producir en los próximos años, se está pensando en agrandar las porterías y reducir el número de jugadores en el césped a diez.

El mundo cambia y se transforma, las nuevas tecnologías están cambiando el fútbol tal como lo conocemos. No hay marcha atrás. En los próximos años se sucederán una serie de cambios, que intentarán dinamizar el espectáculo, para no dejar de perder más espectadores, patrocinadores e inversores, y que los e-sports no se conviertan en el gran negocio del futuro.

  • Alberto Olivares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *