Crónica semifinal Supercopa Endesa | Coosur Betis 69 – 100 Real Madrid Baloncesto: Mejorar una necesidad, no desconectar, una obligación

Bertans anotando un triple | Coosur Betis vía Twitter

Semifinal de Supercopa Endesa en Sevilla, estadio a reventar y un duelo de inauguración del evento más que atractivo, con un Betis que promete bastante contra un Madrid lleno de estrellas y leyendas como Rudy Fernández, actual campeón de Europa hace escasamente una semana.

Primer cuarto

El partido comenzaba con un quinteto para los verdiblancos formado por Evans, Bertans, Gerun, BJ Johnson y Kurucks, mientras que los merengues presentaban un quinteto conformado por Yabusele, Hanga, Deck, Tavares y Causeur. El primer balón fue para el Madrid, que robaba Bertans y luego acaba en canasta del Betis después de tapón ilegal. Triple de Kurucs tras intercambio de canasta entre ambos equipos en el arranque de partido, que posteriormente serán dos triples, esta vez de Bertans tras ataque de los merengues. Tras varias posesiones y un par de faltas, el marcador se situaba 10-11 a favor de los de Chus Mateo, que no tardó mucho en remontar Evans con un triple tras rebote de Gerun. El Madrid empezaba a hacer ya cambios, como la entrada de el Chacho, Musa o Tavares para intentar coger más ventaja en el marcador y que le hicieran menos daño desde el exterior, mientras que los locales seguían con el quinteto titular en pista y con algún que otro fallo en ataque, cosa que hizo que Casimiro diera paso en pista al griego Tsalmpouris. La contienda continuaba y el Betis fallaba tiros desde el perímetro y no cogía rebote en zona, por lo que entraron en pista Almazán y Hill, a la vez que por parte de los morados entraba Rudy Fernández recibido con una gran ovación por parte de todo el estadio. A falta de 2:30’ para el final, el partido se ponía de cara de los madridista, que empezaban a carburar y se colocaban 5 arriba, mientras que los verdiblancos tenían que pedir tiempo muerto para que el partido no se les fuera mucho. Tras el tiempo muerto y un par de posesiones con anotación blanca, conseguían volver a anotar pero con la mala suerte de que en la siguiente posesión la perderían por error en la recepción de balón. A falta de 46 segundos, Pozas salió por Evans y el cuarto terminó con falta a favor de los béticos, que hacían entrar a Bertans para jugar los últimos segundos y consiguiendo un triplazo de BJ Johnson cubierto y sobre la bocina que colocaba el marcador 21-25 para los visitantes.

Segundo cuarto

El segundo cuarto comenzaba con Hill, Almazán, Bertans, Pozas y Tsalmpouris en pista, y con un robo en la primera posesión, que no conseguían materializar los béticos, y que hizo que entrara en pista de nuevo Gerun por Tsalmpouris. El Coosur no conseguía anotar en sus posesiones por un juego bastante lento y sin claridad en ataque pero en defensa estaban al tanto, lo que hizo que su primera canasta llegara tras un robo. Tanto Madrid como Betis se animaban a hacer cambios para animar el juego, en caso del Betis, en ataque, ya que el marcador solo se situaba 3 abajo gracias a las buenas defensas que estaban haciendo los de las trece barras. En el ecuador del cuarto, Casimiro sacó más efectivos de refresco como BJ Johnson o Cvetkovic, además de introducir a Sylla como novedad hasta el momento, que consiguió un rebote en ataque espectacular que no pudieron convertir en canasta. Los madridistas tampoco andaban finos en estos minutos de encuentro y fallaban los ataques que tenían, pero no mucho mas que los verdiblancos, que seguían con su afán de anotar frente una defensa muy robusta y unos tiros muy malo, lo que hacía que después de la anotación de Tavares, pidieran tiempo puerto para paliar las pérdidas que hacían que el marcador se colocara 25-34 para los visitantes. Tras el tiempo muerto, Kurucs convertían triple que no tardaba en ser respondido por los merengues, que introducían a Lull en pista, y que recortaban distancias tras un triple de Evans. Tras una jugada digna de revisión y ser pitada como antideportiva, llegó el momento de la actuación arbitral pitando en contra del Betis de nuevo, en una jugada donde se pita ataque pero para nada lo era. Todo se solucionó en dos jugadas por parte Evans y Jeremiah Hill, que conseguían colocarse solo 5 a falta de 16 segundos y provocaba el tiempo muerto madridista. Tras el tiempo muerto, el equipo salió con mucha más intensidad, pero no la suficiente para poder para un Alley-oop de Gabriel Deck sobre la bocina.

Tercer cuarto

Comenzó el tercer cuarto con posesión madridista y robo por parte de los béticos que terminaba en tapón de Tavares y saque de fondo, que después desembocó en falta personal y canasta de Gerun tras rebote. El cuarto transcurría con errores de ambos equipos hasta que una pérdida muy evitable de Gerun hizo que llegaran el 2+1 de Yabusele por parte de los de morado. Y tras otra posesión con dudosa falta para los béticos, los árbitros hacían de nuevo acto de presencia regalando nada mas y nada menos que dos faltas, que fueron más que defendidas con garra con los béticos. Los de Casimiro seguían recortando pero los madridistas seguían haciendo la «goma» para continuar con ventaja en el electrónico, que figuraba un 42-49 para los visitantes. A la mitad del cuarto, entraron Almazán y Amar Sylla para reforzar la defensa, que esta vez tendría que poner el foco en la zona de tres, donde el Madrid estaba haciendo muchísimo daño. Con el marcador 44-56, Silly conseguía un 2+1 y conseguían una muy buena defensa, cosa que en ataque no se podía hacer lo mismo debido a los efectivos que tenía el Madrid en defensa. La lluvia de triples blancos seguía con Lull al mando de la tormenta y con un Evans cabreado con la actuación arbitral tan injusta, que hacía la 4 falta personal y obligaba a Cvetkovic a entrar en pista para sustituirlo. Las posesiones sin anotación seguían y solo los blancos conseguían anotar, ya la distancia era de nada más y nada menos de 20 puntos al final del tercer cuarto que dejaba un marcador de 48-58.

Último cuarto

El ultimo tiempo comenzaba con anotación blanca y respuesta verde, pero de nuevo un triple de Rudy volvía a apagarnos las luces en defensa. Tras un par de anotaciones verdiblancas, los madridistas activaron el modo apisonadora con un Pourier que metía un matazo provocando el 2+1 con su posterior anotación. BJ Johnson hacia la respuesta que Musa le replicaba de tres. El intercambio de canastas no favorecía nada al Betis, que hacía una nueva pérdida y Casimiro mandaba a Gerun a pista. Tras varias posesiones de anotación mutua, el marcador se colocaba 59-84 a falta de 4:39′ del final, con un Betis que BJ.Johnson intentaba que carburara pero que el tiro de tres perjudicaba mucho. Casimiro pidió el tiempo muerto a 3:59′ del final, pero con un partido encarado a la derrota, con un equipo totalmente desconectado y sin ninguna claridad defensiva ni ofensiva. Tras unos minutos de 0 puntos, Bertans conseguía meter de tres pero sin ser útil, ya que el marcador mostraba un 62-88. El partido finalizó con un 69-100, con un Betis que debe mejorar mucho ya que en la primera parte mostró estar a la altura de equipos de este tipo, pero que en la segunda parte se desinfló muchísimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.