Noticia| La Juventus llama a la puerta

Foto vía: Real Betis

Pasada la Semana Santa, aún coleando la tan ansiada Copa y próxima la Feria de Abril, Sevilla sigue siendo la capital de la alegría. Semanas en las que impera la felicidad en clave verdiblanca. El club, con el billete a Europa League en el bolsillo, está inmerso en la pelea por la Champions. Con el Atlético a 4 puntos de distancia con 15 por disputar, el Betis tiene licencia para soñar con dar un paso más. Ya lo dejó claro Pellegrini, «vamos a tener siempre aspiración por lo máximo«.

Una clasificación a Champions que sería la guinda a una temporada ya histórica. Euforia para la afición… y alivio para los despachos. Y es que el vicepresidente López Catalán reconoció a los compañeros de El Pelotazo que el Betis necesita 25 millones de euros antes del 30 de junio. Estos ingresos pueden venir de diversas fuentes. En el ámbito deportivo, el club de Heliópolis podría pasar de cobrar 15 kilos a 50 en el supuesto de clasificarse en la máxima competición europea. De esta manera, las cuentas estarían saneadas de un plumazo. En el caso de, finalmente, poner rumbo a la Europa League (objetivo inicial de la temporada) habría que buscar alternativas.

Una de estas opciones pasa por la venta de jugadores. A la poca probabilidad de hacer caja con los descartes se suma la puesta de algunos pesos pesados bajo los focos de los grandes europeos. Nombres como Fekir, William o Álex Moreno han sonado para diversos clubes tanto de dentro como de fuera de España. Las renovaciones del francés y del español hacen presagiar la escaso riesgo de una venta este verano, sin descartar la llegada de una oferta irrechazable. En cuanto al luso, se está trabajando en la ampliación del vínculo que les une, al igual que a Bartra y Víctor Ruíz (más los recién renovados Guardado, Bravo y próximamente Joaquín), hasta 2023.

Pero sin duda, el jugador que más novias ha despertado es Guido Rodríguez. El pivote, flamante campeón de la Copa América, ha sido uno de los nombres propios de la temporada. Tan espectacular ha sido su crecimiento, que los 3 millones del costo de su traspaso procedente del América se han transformado en un valor de mercado de 25 millones. Con contrato hasta 2024, el argentino posee una cláusula de rescisión de algo más de 80 kilos, siendo el Betis poseedor del 80% del pase (convirtiéndose en el 90% si alcanza el centenar de partidos).

Cabe recordar que Guido ya estuvo llamado para abandonar la disciplina bética el año pasado. Sólo la apuesta del Arsenal por el joven Lokonga evitó que el centrocampista pusiera rumbo a la Premier por más de 50 millones. Y parece ser que este verano también serán tentados con suculentas ofertas tanto él como el Betis. La condición de ítalo-argentino le abre las puertas de par en par en la Serie A, siendo la Juve la más interesada.

La Vecchia Signora, acostumbrada a dominar con puño de hierro Italia, atraviesa un momento realmente complicado. Cuartos y con el título a la misma distancia que la Europa League, los turineses empiezan a planificar la próxima campaña. Con el contrato de Dybala y Bernardeschi a punto de expirar, la lesión de larga duración de Chiesa y el bajo rendimiento de Bentancur, Arthur y Rabiot, se prevé una revolución en el mediocampo.

Es pronto aún para hablar de acuerdo cerrado, siendo verdad que el interés de la Juventus existe. Guido es feliz en el Betis, está perfectamente acomodado en la ciudad y tanto el club como la hinchada están muy contentos con él. Sin embargo, está llamado a ser la posible gran venta que requiere el club. Ya lo dijo Antonio Cordón, es mejor hacer una superventa que cuatro o cinco traspasos más pequeños. Más aún con la obligación de efectuar la opción de compra de Willian José, el fichaje de Luiz Henrique o los rumores que sitúan a Ceballos en Heliópolis. De una manera u otra, el escenario será diferente en función de la clasificación o no del Betis a la UEFA Champions League.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.