Joaquín Sánchez, con derecho para decidir su futuro

Joaquín Betis Chelsea
Makelele realiza una entrada sobre Joaquín en el Manuel Ruiz de Lopera (Foto de Richard Heathcote/Getty Images)

Antes que nada, Luiz Felipe y su juego aéreo pasarán por este artículo para despejar cualquier duda y cualquier posibilidad de que malhechores malpensados se tomen en serio las declaraciones del gaditano, las cuales llevan adheridas un tono puramente humorístico, intrínseco a su esencia. No tengan duda de que si el año que viene paseamos por el camino infernal de la Segunda División el primero en llegar al reconocimiento físico de la pretemporada peina canas, viene de Cádiz y se puso la verdiblanca en un partido oficial antes de que este que está aquí viera la luz por primera vez.

Joaquín Sánchez Rodríguez (21/7/1981) arrancó el mes de agosto su 20º temporada en Primera División, proclamándose en el jugador que más temporadas ha jugado en la historia de LaLiga. Además, está a 21 partidos de igualar a Zubizarreta con más partidos en la historia de LaLiga (por el momento ha disputado 601) y es el jugador más mayor en anotar un Hat-Trick en Primera División . Por otro lado, a nivel del club es el primer jugador de la historia que disputa 500 partidos oficiales con el Real Betis y el jugador más longevo en marcar en su historia del club. También lo es en anotar en la historia de la UEFA Europa League, o por ejemplo el jugador de más edad que gana la Copa del Rey. (Datos de Relevo) En este sentido, la lista de récords es interminable, al igual que lo parece la carrera del jugador.

Tras proclamar en varias cadenas de televisión su retirada durante la pasada campaña, el del Puerto de Santa María terminó renovando por una temporada más hasta junio de 2023. Así, a priori, el jugador colgaría las botas tras acabar el curso presente. Digo a priori porque parece no ser del todo así. «Ya me da miedo decir si me voy a retirar o no. En principio la intención es que sea mi último año, pero si nos clasificamos para la Champions no me echan ni con agua caliente…”, dijo Joaquín en El Hormiguero. «Entrar en la Champions son palabras mayores y si puedo voy a intentar vivirlo», reiteró también para Radioestadio.

Es cierto que la temporada es aún muy larga. Puede que Joaquín no de un rendimiento acorde al del club, igual que puede que no goce de los minutos que él desearía tener. También existe la posibilidad de que una lesión le aparte del camino o incluso que anticipe su retirada. Por otro lado, podría pasar que el nivel del equipo descienda y no llegue a cumplir las expectativas generadas. Todas estas son opciones más que verosímiles. Al mismo tiempo, lo es volver a ver a Joaquín con la camiseta de las «Trece Barras» portando el parche de las estrellas en el lateral. Un sueño húmedo.

Puestos a soñar, procedo con la hipótesis que a mí me causa fantasías. Supongamos que el éxito de Pellegrini en sus dos primeras temporadas se prolonga hasta el punto de que o bien mediante el título de la UEFA Europa League, o bien mediante una de las cuatro plazas otorgadas por LaLiga, el Real Betis logra disputar la edición de la Champions League de 2023/24. Supongamos que se da la posibilidad de que Joaquín continúe un año más. En mi opinión, el peso de la decisión debe recaer en él, en Pellegrini y en la dirección deportiva, por ese orden.

Joaquín, leyenda y capitán del club, se ha ganado el derecho a decidir sobre su futuro. Puedo argumentarlo con su jerarquía o la capacidad que tiene para hacer grupo, pero voy a hacerlo con su nivel futbolístico. El nuevo Joaquín promedió en su último partido ante el Ludogorets un 98% de acierto en el pase, así como dos balones en largos exitosos de los dos que envió o un 50% de éxito en los dos duelos disputados. A todo esto, el extremo portuense sumó cuatro pases claves y un auténtico gol.

Es una realidad que su estado físico no es el de su primera etapa en el Real Betis. En este sentido, tal y como ha reconocido en infinidad de ocasiones es plenamente consciente de que su rol en el equipo ha cambiado por completo. Pero no por eso deja de ser importante. Joaquín ha sabido adaptarse a sus propia condición física dejando atrás su habitual 1 vs 1 sobre la línea de cal, para ahora dotar al juego de criterio y corrección desde el interior como un verdadero mediapunta. En suma, es un jugador que aporta constantemente sentido a las jugadas y mejora cada balón que pasa por él, cosa que no es nada fácil.

Santo y seña del club, su nivel y su fuerza mental avalan la decisión que, en primera instancia, quiera tomar el próximo año. En el aire, mil variables. Se retire o no, su legado como su figura serán eternos. ¡Hágase tu voluntad, Capitán!

Ivan Diaz

Estudiante de Periodismo en la Universidad de Sevilla. "El fútbol que se lee".

Ver todas las entradas de Ivan Diaz →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.